responsabilidad social corporativa

misión

Hola! somos Ball Pagès
diseñamos, fabricamos y distribuimos calzado tradicional con el objetivo de mantener viva la tradición mediterránea, compartiendo tanto el objeto como su savoir-faire y dándolo a conocer más allá de sus fronteras.
Conscientes del impacto que nuestra actividad genera sobre clientes, empleados, comunidades locales, el medio ambiente y la sociedad en general, apostamos por una producción sostenible y una consciencia clara.
 

valores

Solidadridad y producción sostenible: trabajamos en colaboración con Kakolum (Senegal) para la fabricación del "cordellí" y a Kafountine vuelve el dinero del programa Give Back para reinvertirlo en proyectos destinados a colectivos de mujeres de esta comunidad rural senegalesa.

Comprometidos con el medio ambiente: nuestros productos se fabrican con el menor uso posible de productos químicos, nuestra materia prima, el sisal, es una fibra 100% natural, como también lo es su transformación. El sistema de fabricación es manual. Minimizamos las emisiones de CO2, en nuestro caso se limitan a los envíos. En el proceso de diseño, fabricación y distribución de Ball Pagès queda poco o ningún desperdicio (residuos cero), minimizando nuestra contribución al calentamiento global.

Salarios y condiciones de trabajo seguras: garantizamos salarios justos, condiciones de trabajo seguras y programas de apoyo social. Defendemos a todas las personas que participan a lo largo del proceso de fabricación de un par de Ball Pagès, trabajando con una cadena de suministro transparente.

Hecho a mano: las alpargatas Ball Pagès están hechas a mano en Barcelona, a partir del savoir-faire ancestral que aprendimos en el corazón de Ibiza. Hemos modificado, actualizado y continuamos experimentando con este savoir-faire, siempre con respeto, es nuestra manera de preservar las tradiciones y al mismo tiempo de apoyar a los artesanos del resto del mundo.

¡El futuro es femenino!: somos una marca comprometida con el empoderamiento de las mujeres, queremos contribuir a un mejor futuro para las trabajadoras, ayudando a protegerlas del empobrecimiento, realizando inversiones en formación y salud. ¡Tenemos el poder de hacer un cambio positivo!